Archive for the ‘el dilema del capitalista’ Category

  • Del dilema del innovador al dilema del capitalista

    oct 14, 13 • 2 comentarios
    Del dilema del innovador al dilema del capitalista

    La semana pasada tuve la suerte de participar en el CEO Summit organizado por Innosight, la consultora de innovación fundada por Clay Christensen (famoso por sus teorías sobre la innovación disruptiva iniciadas en su libro “El dilema del innovador”) y por Mark Johnson (autor de “Seizing the White Space”, libro muy recomendable también). La conferencia me va a dar para muchos posts pero el primero que quería escribir era sobre la nueva teoría de Christensen que ha llamado “el dilema del capitalista” (la introdujo aquí y esta preparando un articulo para el Harvard Business Review) haciendo un paralelismo con su anterior trabajo “el dilema del innovador” en la cual Christensen nos había contado el porque las empresa grandes no innovan y como solucionarlo (recojo estas teorías, con las que no puedo estar mas de acuerdo, en el capitulo 9 de mi libro “El viaje de la innovación”). Ahora Christensen nos ilustra con una nueva teoría sobre el porque, en general, no hay suficiente innovación disruptiva y el porque tenemos una crisis de creación de empleo en las sociedades occidentales.

    Step two

    Lo primero que hay que entender es que hay tres tipos de innovación:

    -       Innovación de creación de mercado. Esto es lo que Christensen anteriormente llamaba innovaciones disruptivas. Estas innovaciones son las que crean un producto o servicio que hasta ahora una parte importante del mercado que no usaba, empieza a usar. El ejemplo que Clay puso fue el de los ordenadores, donde en los años 70 se crearon los mainframes que costaban $2MM y solo eran accesibles para las grandes empresas pero en los años 80 IBM empezó la comercialización del PC que llego a costar a lo largo de los años $2K y por tanto alcanzó una parte mucho mas amplia de la sociedad y mas recientemente Apple y Google con la comercialización de los smartphones  desde 2007 en adelante (en su definición, ordenadores de bolsillo, no teléfonos) hasta llegar a precios de $200, consiguieron llegar a una parte mas amplia todavía de la sociedad. Como podéis ver con el ejemplo, cada innovación reduce el coste del producto en un orden de magnitud y, con ello, consigue ampliar el mercado objetivo de forma significativa. Estas innovaciones consumen capital ya que requieren de grandes cantidades de inversión en I+D pero por otro lado, generan muchos puestos de trabajo ya que generan productos que necesitan de mucha gente no solo para su desarrollo, producción si no también para su comercialización y para sostener el ecosistema que generan.

    -       Innovación sostenible. Esta es la que genera una mejora en un producto nuevo. El ejemplo dado fue el Toyota Prius, el coche hibrido de Toyota, una mejora incremental sobre los coches anteriores (mejora el consumo de combustible pero no cambia de forma significativa lo que es un coche o para lo que sirve ni su precio) y por tanto, sustituye a otros coches pero no amplia el mercado de los coches. El que compra un Prius, deja de comprar un Camry o un Ibiza. Estas innovaciones consumen menos capital que las innovaciones de nuevo mercado pero por otro lado, generan menos valor y crean menos nuevos puestos de trabajo.

    -       Innovación en eficiencia. La última innovación discutida es la que consiste en generar eficiencia, es decir, hacer lo mismo pero con menos costes, encontrar formas mas eficientes de producir y distribuir sus productos y servicios. Ejemplos de este tipo de innovación son los procesos de manufactura just-in-time de compañías como Toyota a las muchas iniciativas de outsourcing y offshoring de muchas corporaciones. Este tipo de innovación no solo no consume capital si no que lo libera y no crea empleo, típicamente lo destruye.

    ClayLas industrias típicamente van en ciclos. Empiezan con una innovación de creación de mercado que da lugar a un producto o servicio nuevo que genera muchísimo valor y hace crecer a uno o varias empresas, mas adelante se enfoca en innovaciones sostenibles sobre el mismo producto y una vez agotada esta senda, en innovaciones de eficiencia. Idealmente, la innovaciones de eficiencia libera capital que a su vez se redistribuye en innovaciones de creación de mercado y así se completa un circulo virtuoso de crecimiento y generación de empleo en una industria y en la sociedad.

    Lo interesante es que Christensen argumenta que en nuestra sociedad actual, en los últimos años, las métricas financieras (lo que llama la Iglesia de las finanzas) han copado la gestión de las grandes compañías y han hecho que la mayoría de ellos se enfoquen en innovaciones de eficiencia y no en innovaciones de creación de mercado. ¿Por qué pasa esto? Pues porque las innovaciones de eficiencia liberan capital y por tanto, parecen mejores que las de creación de mercado que lo consumen. Métricas que todos habréis oído en vuestras compañías como Return on net assets, return on capital employed, internal rate of return, están todas enfocadas a gestionar como consumimos capital y por tanto, una inversión en innovación que libera capital, mejora estas métricas de forma instantánea mientras que una que consume capital, las estropea temporalmente. El motivo es que las innovaciones de eficiencia mejoran la metrica financiera mejorando el denominador (reducir activos) en lugar de mejorando el numerador (incrementando ingresos) y por tanto, son mas inmediatas y mas fáciles de gestionar por perfiles financieros sin conocimiento de innovación y además no asumen ningún riesgo de ejecución a corto plazo y son creíbles en una Excel, la herramienta de gestión por excelencia de los financieros (para otro día la diatriba de Clayton sobre el daño que ha hecho el Excel en la gestión moderna de las empresas).

    La consecuencia del foco en innovación sostenible o innovación en eficiencia vs la innovación en creación de mercado es que se generan menos valor y menos empleo. Como evidencia de esta situación, Clay nos ilustra con el caso de Estados Unidos donde en las últimas nueve crisis que han tenido, normalmente la recuperación de empleo ha sucedido a los pocos meses de la recuperación de la economía pero como en las ultimas crisis cada vez se tarda mas en recuperar el empleo una vez se acaba la crisis económica. Esto es exactamente lo que está pasando en España donde con los números recientes del FMI vemos que vamos a salir de la crisis económica (definida como falta de crecimiento de la economía) pero sin embargo no vamos a producir empleo (que se puede argumentar que es el problema numero uno del país actualmente) hasta dentro de varios años. Una vez mas, vemos como la innovación disruptiva es la llave para crear empleo y salir de la crisis. Pero requiere de gestores con visión que ven mas allá de la optimización de las métricas financieras y de las Excel.